in

La serie original de Netflix The Last Czars. Una historia real que no te puedes perder.

La serie original de Netflix los últimos zares son una prueba de que dos grandes sabores a veces saben muy bien juntos. Un híbrido de The Crown y una serie documental al estilo The Bible. La saga histórica cuenta en seis episodios la caída de la dinastía Romanov de Rusia. La serie es una pieza de época lujosamente mezclada con entrevistas y un material de archivo que no son ficción.

La foto de los peprsonajes casi igual que la fotos de los reales en La serie original de Netflix The Last Czars. Una historia real que no te puedes perder.
The Last Czars, Netflix.

Es una combinación que, en teoría, debería negar el poder de ambas formas, lo que da como resultado recreaciones de recortes de cartón y explicaciones de hechos superficiales. Sin embargo, el producto final es un híbrido bien montado y hábilmente construido de uno de los más transcendentales y turbulentos hechos políticos del siglo XX, que finalmente concluyó con la ejecución del zar Nicolás II, su esposa Czarina Alexandra y sus cinco hijos.

El zar Nicolás II y su esposa Czarina Alexandra bailan en La serie original de Netflix The Last Czars.
El Zar Nicolás II y su esposa Zarina Alexandra.

The Last Czars..

es una historia sobre el sangrita exterminio que la entrada del posterior comunismo, ha traído al mundo. Hambre, destrucción y muerte es el legado desde que los bolcheviques, un grupo acomplejado y envidioso masacró al Zar y a su familia. La serie pinta el retrato de la tragedia que ocurrió debido a los incesantes errores cometidos por sus víctimas, explicado a manera de comentario por agudos autores y académicos que se integran perfectamente en la acción propiamente dicha.

El papa del zar en su cepelio en en esta historia de la real que no te puedes perder.
La muerte de Alexander III of Russia, en The Last Zar.

Comienza casi con el momento en que Nicolás (Robert Jack) asume su posición como monarca, lo que le da el control de un imperio que abarca una sexta parte del mundo, cuenta con más de 146 nacionalidades y ha pertenecido a su familia durante los últimos 300 años. A pesar de una nación en rápida industrialización, Nicholas usa su primer discurso oficial como zar para proclamar que no abrazará ningún elemento de la democracia. En su lugar, seguirá los principios de la autocracia, una decisión que establecerá el tono de su reinado posterior y su caída.

El Zar llora con su hijo, en La serie original de Netflix The Last Czars. Una historia real que no te puedes perder.
Nicolás (Robert Jack), Alexandra Feodorovna (Susanna Herbert) y su hijo Alexei Nikolaevich.

La serie es…

en consecuencia, un estudio del costo de aferrarse a la historia a expensas de comprender el presente. A diferencia de los ambiciosos y dispersos The Romanoffs de Matthew Weiner, The Last Czars organizó de manera opulenta un sentido íntimo de los pensamientos y emociones que guiaban a Nicholas, Alexandra (Susanna Herbert) y su asesor personal Rasputin(Ben Cartwright). Las actuaciones principales, especialmente de Cartwright como el Monje Loco, expresan vívidamente las personalidades descritas por los expertos de la vida real. Además, la apariencia y el comportamiento de los actores resultan más convincentes cuando se yuxtaponen con fotos y clips de películas de los Romanov reales, un dispositivo de ficción contra realidad que también se emplea para tener un efecto excelente durante las discusiones de las campañas militares de Rusia, así como Durante la ejecución de Rasputín.

Alexandra y su asesor personal Rasputin juntos en la entrada del castillo en La serie original de Netflix The Last Czars. Una historia real que no te puedes perder.
Alexandra y su asesor personal Rasputin (Ben Cartwright).

El suspenso de los últimos zares se ve mitigado por el destino sin sorpresas de sus personajes principales, y sus acentos irregulares son una distracción ocasional. No obstante, su único defecto importante es una trama secundaria de encuadre que concierne a un antiguo tutor de Romanov (Oliver Dimsdale) que investiga, en 1925 Berlín, el caso de una mujer (Indre Patkauskaite) que dice que es la hija menor del zar Nicholas, Anastasia.

la foto familiar
La familia Romanov, el Zar, la Zarina y sus cinco hijos.

Si el programa lo intenta, no hay ningún misterio sobre la validez de las afirmaciones de esta mujer herida, lo que hace que se vea como un intento poco convincente de llevar a cuestas a una leyenda, que ha fascinado a la gente durante décadas, incluso inspirando un largometraje animado y un musical de Broadway, que de hecho, tiene escasa base plausible.

La serie original de Netflix The Last Czars. Una historia real que no te puedes perder.
La serie retrata los últimos días de la dinastía Romanov. El Zar, su esposa y sus 5 hijos antes de ser brutalmente masacrados por los Bolcheviques.

Aún así, sin embargo, The Last Czars ofrece ideas fascinantes y propone que el mito de Anastasia fue creado y promovido por los revolucionarios bolcheviques, quienes no querían revelar que habían masacrado cruelmente no solo a Nicholas, sino también a sus inocentes hijos. Es una nota final que, al igual que el resto de la serie, arroja luz nueva sobre un cuento conocido.

SI TE GUSTO ESTA SERIE, TE ENCANTARÁ: TRAITORS O TRAIDORES

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

LOS ESTRENOS DE NETFLIX, JULIO 2019

Luis Miguel la serie, un sol salió para todos.